Artículo: 10 errores que harán que un reclutador te rechace en un proceso de reclutamiento (Fuente: CL Mexico)

Actualmente diferenciarnos de un profesional de nuestro ramo o industria se vuelve complejo. El branding personal ha evolucionado de tal forma que ahora es necesario cuidar todos los detalles, desde la elaboración del currículum vitae, hasta el discurso que se prepara antes y después de una entrevista. Tener en cuenta estos 10 errores nos servirá cómo guía a la hora de involucrarnos en un proceso de reclutamiento:

 

1-DATOS FALSOS EN TU CURRÍCULUM:

La mayoría de los empleadores se da a la tarea de cotejar los datos que proporcionas en tu CV, si alguno de ellos es falso hará que pierdas una oportunidad en el mercado y que seas descartado inmediatamente.

 

2-FALTAS DE ORTOGRAFÍA:

Un buen profesional se ha preocupado desde su etapa estudiantil de mejorar y tener el menor número de faltas ortográficas ya que sabe que es un reflejo de su profesionalidad. Siempre se da a la tarea de revisar los correos electrónicos que manda, que su CV este bien redactado y tenga signos de puntuación correctos. Un empleador detecta rápidamente una falta de ortografía ya que el tiempo medio que utilizan para ver un perfil es de 20 segundos.

 

3-MALAS REFERENCIAS:

Uno de los requisitos para asegurar que se contrata a la persona idónea, no solo en la experiencia y conocimientos se refiere, sino a la ética, responsabilidad y forma de trabajo, es pedir referencias en los anteriores puestos de trabajo. Si terminaste en malos términos, trata de llegar a un buen acuerdo ya que al preguntar y recibir un mal comentario, es casi seguro que quedes fuera de un proceso.

 

4-NO INCLUIR MEDICIONES:

Ya en otros artículos del blog hemos mencionado la necesidad de kpi´s o medidores personales, aunque la empresa no tenga un sistema para obtenerlos, ya que esto es el mejor respaldo para saber los resultados que has tenido y como te manejas en tu entorno laboral, no solo hace falta enlistar tus actividades en un puesto especifico sino los logros puntuales.

 

5-LLEGAR TARDE A LA ENTREVISTA:

Una forma de mostrar interés es asistir puntualmente a tu cita o entrevista, si por algún motivo no puedes asistir o se te hizo tarde, la mejor manera de resolverlo es comunicarte con la persona encargada y hacer un acuerdo, explicarle tus motivos y pedir que se te reasigne otro horario. Generalmente los candidatos que no asisten a su cita sin avisar pocas veces tienen otra oportunidad de generar otra entrevista en la misma empresa.

 

6-EXAGERAR CAPACIDADES Y TENER UNA POSTURA ARROGANTE:

Aún en esta etapa que se vive en los Recursos Humanos donde los talentos compiten más que nunca, ya que están mejor preparados y cada vez adquieren un número mayor de capacidades y habilidades, existen personas que tienen una actitud de ser imprescindibles con los empleadores, recordemos que mucho cuenta la primera impresión y el reclutador bien preparado es experto en ser objetivo y observar tus mejores cualidades. Tener una actitud de único (aunque lo seas) echará a perder tu entrevista ya que denota que no tendrás la capacidad de aprender más o ser flexible con un equipo de trabajo.

 

7-NO CONOCER LA EMPRESA, LOS MEDIOS POR LOS QUE TE ENTERASTE, NI EL PUESTO PARA QUE POSTULAS:

Una muy mala practica es postularse para decenas de trabajos sin haber leído detenidamente las funciones, lo que se espera del puesto y más aún si el puesto es compatible con tus cualidades, También existen casos de que el entrevistado no sabe en que medio vio la vacante ni se ha dado a la tarea de investigar que hace la empresa. Si tienes dudas antes de la entrevista no tengas ningún temor de preguntarlo por email o por teléfono al reclutador, en general, son personas muy abiertas. En el caso de que una vacante tenga información confidencial y se tenga la necesidad de facilitarte cierta información hasta la entrevista, el consultor te guiara paso a paso para prepararte en este sentido. Investigar acerca de la empresa, sus objetivos, cultura y términos en general te servirá cómo filtro para postularte e iras a tu entrevista con el conocimiento y seguridad necesarios.

 

8-HABLAR MAL DE TU JEFE O EMPRESA ANTERIOR:

Si por algún motivo sientes algún tipo de sentimiento como rencor, enojo o vergüenza por tu trabajo anterior (superiores o empresa) abstente de mencionarlo en el proceso de reclutamiento y atracción de talento. Darás una imagen de persona conflictiva aunque el hecho que te provoque estos sentimientos sea ajeno a tus acciones. Siempre habla en positivo de la gente que te rodea y destaca las cualidades o lo mucho que te hizo aprender y crecer como profesional, te reflejara como una persona cordial y amable.

 

9-MENCIONAR O PREGUNTAR INSISTENTEMENTE POR EL SALARIO:

Una de las primeras cosas que el candidato quiere saber si no esta publicada en la oferta de empleo, es el salario, hay un momento justo para hacerlo y es después de haber escuchado la propuesta del empleador, las características del puesto que se solicita, es decir, el momento de despejar las dudas. Hacerlo antes puede sonar a desesperación y que el candidato solo busca gratificación económica y no intelectual ni emocional.

 

10-HABLAR CON UN LENGUAJE TÉCNICO PARA IMPRESIONAR AL EMPLEADOR:

en general los responsables de Recursos Humanos son personas muy capacitadas acerca de las funciones y actividades de muchos tipos diferentes de puesto, pero es complicado que sepan el lenguaje técnico de cada uno de ellos, por lo que comunicarse de la forma más sencilla posible es la opción más segura. Si por razones de la entrevista necesitas utilizar lenguaje complejo, asegúrate de “traducir” lo mejor posible sobre lo que quieres transmitir. Jamás utilices lenguaje técnico cómo medio para impresionar ya que lograras el efecto contrario.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.